Más reciente

ESTOY SOLO AQUI (FELICIDADES)

Esta es la entrada que jamas quise haber escrito. Es una simple felicitacion de cumpleaños, una como tantas, que sin embargo, no puedo trasladar de ningun modo a la persona protagonista… por la unica razon de que no se donde esta.

Y cuando digo que no se donde esta, quiero decir que ni siquiera se si esta. Si respira o no. En los albores del silencio atroz, yo fui el faro que disipaba la duda. Hoy soy la duda sangrante por perder un amor como el de ella. Y nadie se asoma a esta ventana de cristales rotos a susurrarme algo nuevo que haga florecer mi esperanza. Nadie quiere hacerlo, o no sabe, porque vive en la misma ignorancia oscura y cruel que yo. El caso, es que segun los papeles de nuestro plan inicial, hoy hubieramos de estar juntos y tener un cumpleaños memorable. Pero el viento y la enfermedad se llevaron cuantos planes soñabamos para hacerlos, uno tras otro, trizas delante de mis ojos abrasados. Asi pues, mi regalo es este, por cada letra una lagrima. Y el recordatorio en forma de poema cantado de todo cuanto siento en mi interior. Porque estoy agotado, rendido, aplastado por la inercia de tu sonrisa perdida. No ha vuelto a amanecer en estos mis ojos desde que callaste.

Tu padre, hundido en la desesperanza, pero con fe, me tenia informado hasta que dejo de hacerlo hace demasiado tiempo. Yo le llamo todos los dias y todos los dias dejo un “te espero, te quiero” en el contestador. No sirve de nada. Tengo tus palabras escritas, tus “te amo” robandome noches. Quedaba tan poco para hacerlo realidad… pero te fuiste, cerraste los ojos y los labios y aunque tu corazon me pertenecia, no alcanzo a adivinar hoy mismo si aun late. Pensar que si ya empieza a sonar a utopia. Solo cabe una promesa mas… Linda… te abrazare, alla donde estes, en tu casa, en  una cama de hospital o frente al frio marmol quedare pensando en cuanto de mi (Dios… cuanto!) te has llevado.

Esta es la entrada que jamas quise haber escrito. Pues en mis brazos tendrias que haber amanecido. Poder regalarte el desayuno con flores y besarte cada segundo que no llore, por llorar, de tenerte y ser real. Felicidades mi niña, alla donde estes, alla donde nadie puede buscarte… mi amor se pliega a tus pies, no lo dudes, sigue adelante, esperame… pues algun dia he de llegar al mismo lugar y al mismo instante para retomar nuestra historia rota. No es por el cantante, sino por la letra que soy incapaz de teclear sin flaquear del alma triturada… te lo dije… que no concebia mi vida sin ti y ahora… hasta quienes mas me querian me sueltan de la mano para caer mas alto. No duele mas, solo sumo derrotas.

Me quedan los sueños para reparar los daños.

Anuncios

NO TE RINDAS

Mi fiel amigo Mario Benedetti, compañero en tantas noches de soledad y lagrimas como estas que me contemplan… obro el milagro traducido a letras, a un poema, que sin saberlo, desde su cielo, hoy se lo dedico a ella, varadera de mi amor verdadero.

Va por ti Linda… por nuestros sueños.

TE AMO, TE ESPERO

 

 

 

LA LUZ DE MIS OJOS

Ella me miraba y yo me iluminaba, siempre fue asi, cada momento en que sus ojos buscaban los mios como si de un juego de niños se tratara… me hacia brillar la mirada y con esa luz dentro, la vida merecia ser vivida, lento, junto a ella.

Pero se me apaga.

La tengo dormida, tumbada en una cama extraña, con sabanas asepticas que huelen a nada. No es la nuestra, que ardia en momentos de pasion desbordada, no es esa mi cama, no es esa la bata que se ponia donde su cuerpo se dibujaba… no es esa, porque, siempre coqueta, le gustaba que me quedase estudiando cada curva transparentada, como cuando miras un mapa, por mucho que lo conozcas, siempre encuentras algo nuevo… No. No sois sus amig@s quienes perforais sus venas, que es mi amor el que llevais al laboratorio, que es mi vida la del microscopio… que buscais? el amor verdadero se escribe con cada una de mis lagrimas, que hoy, abrasan los mismos ojos que ella imantaba, con la magia de  un pestañeo a tiempo y a sus labios me pegaba sin remedio.

No la toqueis, no teneis derecho… esa tersa y firme piel me  pertenece por las horas que he pasado acariandola, a veces sin que lo supiera, para creerme de una vez que estaba haciendolo, por miedo a que un sueño fuera y nos fuese a separar de nuevo. La he besado entera, como un amante entregado a sus deseos, me conozco cada milimetro de sus poros… dejadla ya…

 Veo caer trocitos del techo de mi mundo, que se retuerce de un dolor profundo a cada segundo que ella no me ilumina mas.

Y llorar y llorar y llorar… por tenerla dormida pero lejos, por tenerla que sedar para que no  la muevan sus propios reflejos, musculos maleducados, de tanto cebarse en el cerebro… ya no podia mas… y asi, como se pincha el globo de una felicidad de otro mundo, le han cerrado los ojitos, para no mirar, para no cruzarse con los mios, que de tanto llorar, no iluminan mi mundo sombrio, donde tanta falta me hace que vea, pues la luz de mis ojos no se ha de apagar.

“No me sueltes”, murmuro sin fuerza al aire… Me ha llegado mi amor, lo he escuchado… lo tengo cogido entre mis manos dandole calor hasta que nos mires y sonrias como solo tu sabes. No te suelto, no vaya a ser que de idiota me pierda en algunas calles de mal nombre para arrastrarme en la soledad de mis eternas noches… donde me encontraste, de donde me rescataste para hacerme tuyo en esta vida y las demas… perdido, solo, sangrando mi corazon y mis ojos… herido de muerte si te vas.

Estare detras del cristal cuando abras los ojos, plantare mi frente subito para dejar de rogar que te despiertes… y llorar y llorar… para recuperar, que este dolor es tan fuerte como nuestro amor, pero creeme Linda preciosa dueña de mi destino, que sera el amor y no mis lloros los que prevaleceran en el largo tiempo de nuestra vida compartida por los siglos de los siglos.

Te amo vida mia, vuelve pronto.

MZ

 

 

TU NOMBRE EN LA ARENA

 

He pasado eras describiendo finales. Finales que lo eran o como fruto de mi imaginacion, reales.Pero tanta magia y menos lagrimas, al menos no tan amargas, tienen los principios. Y este, si cabe, tiene un regusto a sal que te acerca a la orilla de la esperanza casi sin darte cuenta. Como siempre, de tu mano, hasta el final. Hoy te prometo que nos mojamos… Vamos?

Internet la convirtio en mi apoyo fundamental, como amiga especial, como el refugio que nunca falla y donde iba a reir y donde iba a llorar. Internet recortaba de manera magica los 652 kilometros que en la vida real nos separaban. Pero hasta que no la ame, nunca le habia dado importancia. Poco a poco y sin remision, ni ganas de que la hubiera, las tardes las llenaba con ella. Por las mañana siempre le daba los buenos dias… y por las noches, cada vez mas confuso, abrazaba a mi almohada, pronunciando su nombre mil y dos veces si no hacia como que la besaba. No intui que al otro lado de la lluvia, tras esos 652 kilometros, ella, en silencio y sin levantar sospechas, me devolvia cada abrazo, cada beso, cada te quiero ahogado por el llanto. Seguro que sabeis de lo que hablo, y ese precisamente pudo ser el final, de no hablarlo. Yo jamas me crei digno de su sonrisa y ella nunca daria el primer paso.De modo que un dia, no precisamente ebrio y mas bien cabreado, le dije cuanto sentia, para alejarla de mis sueños donde la piel ya era una condena que dolia demasiado… “Si es la ultima vez que hablo contigo, que asi sea, pero no puedo encerrar esto ya mas tiempo dentro de mi… pues te amo, como no lo habia hecho, como no sabia que podia hacerse, como jamas soñe ni tuve la gracia de sentir. Y tu, ahi leyendo, te imagino sorprendida, que tu mejor amigo haya acabado como todos a tu lado, roto, llorando, borrado y perdido entre los sueños de tus abrazos…Solo una cosa… no te rias de mi, que mi alma es pura en este momento de descaro, y si le haces daño, con tus silencios o tus desprecios… quizas ya nunca pueda amar, es decir, quizas ya sea un invalido emocional y no quiera vivir… Echame si quieres como a un perro enfermo bajo la lluvia… eso no me amputara la ilusion de haber sido algo para ti”…

Es curioso, cuando el alcohol esta en su momento algido, puedes tener todas las palabras en tus manos y usarlas adecuadamente para expresar lo que antes nunca sabias siquiera que podrias decir. El telefono permanecia en silencio… cai de rodillas, tratando como fuese de limpiar mi cara de suciedad, lagrimas y mocos, antes de recibir la estocada que le pondria fin a todo.

“Ven”, me dijo… “Como?”, sollocé…

“Ven, que yo te acojo, en mis brazos, en mi piel, como lo que eres sin saber lo que eres…- lloraba ella tambien- que me has tenido desde el principio y nunca yo pense que se me abriria el cielo de esta manera, lloviendo gotas de regalos en cada palabra de tu boca, deshaciendose en mi, calmando mi sed, pues estaba segura que moriria tarde o temprano, si no me amabas como esta realidad supera todo cuanto he soñado… mi amor, te amo… ven…”

No hubo palabra alguna mas. Se colgaron ambos telefonos a la vez. Me di un minuto para asimilar lo ocurrido y tras sobrarme medio, busque el primer vuelo que, por horario, era al amanecer. Dio igual, quien puede conciliar el sueño cuando el que tanto ansiaba estaba a punto de ser tangible, saboreable, y quien sabia que cosas mas. Mi cabeza era un hervidero de frases, de ideas, de miedos tambien, por que negarlo… pero mientras metia afanosamente la ropa en la maleta… solo pensaba en ella, ya sin kilometros de por medio, enamorada, llorando y entregada a mis brazos. Cuesta y lo reconozco, describir esos momentos de euforia, porque quien los haya sentido sabe de lo que hablo, pero quien no… ni imagina, por mucho que relea, lo que alli realmente dentro de mi, estaba pasando.

Imposible dormir, con mi billete electronico entre las manos… sentado sobre mi maleta, mirando el reloj y la pobre luz que se entreabria paso por los agujeros de la persiana… me invadio el terror. Y si no iba? y si lo ha dicho por decir? y si no es quien espero? o no soy quien espera ver?… Consejo, aleja los malos pensamientos, logicos, capaces de hacerte deshacer de nuevo la maleta y perder, quien sabe, el ultimo tren a lo que, despues, fue la felicidad, pero no una normal, sino la felicidad completa. Hay cobardes que le echan muchos huevos por conocer el tacto de sus caricias. Los tuvo que haber, no era adolescente la chica… y ahora, en mi turno, no podia tener valor para ver como pasaban vagones y vagones repletos de un amor sin edad, directo a su vida, directo a la eternidad.

No me da miedo volar, de hecho, seria un sueño tener una capa roja en el armario para cuando quisiera hacerlo. Estaba dentro de un avion repleto de pasajeros y yo… tal vez siendo uno de ellos, me sentia Superman. Era indestructible mi pecho, de acero mi moral, dispuesto a no deshacer lo hecho e imaginando constantemente como sera, cuando por primera vez la vea, cuando por ultima primera vez la pueda besar. Me elevare del suelo? Mi ultimo primer beso, estaba a punto de asomar por una esquina de mi vida y no habia Kryptonita capaz de hacerme flaquear. Todas las esquinas de mis calles iban a ella a parar.

Al bajar, confuso por el caos de personas yendo y viniendo en la terminal, buscaba con mis ojos unos ojos amigos, temblando de pie a oreja (iba a decir como un flan, pero es tan poco…) y no veia nada que me resultase familiar, ni una cara, ni un pelo, ni una voz gritando mi nombre corriendo hacia a mi para engancharse de mi cuello…nada y sin mas. La terminal quedo en silencio, derrotado, veia mi maleta salir y entrar por la cinta… contaba cuantas vueltas tendria que dar para volver a cogerla y comprar un billete de regreso a mi tierra, de donde habia salido vivo y muerto volveria. No podia ser verdad.

Pasaba la maldita maleta, rugiendo las cadenas de las cintas, como queriendome insultar “imbecil”, solo a ti te podia pasar… Hasta que una mano la cogio por mi: “Siento el retraso, son fiestas y no veas lo dificil que es llegar aqui… mi amor…me oyes?”…

“Suelta esa maleta”, le dije, no esboce sonrisa alguna, lo que hizo que se apagara la suya. Me acercaba con los regueros de lagrimas recientes a su cara, que los viera… justo antes de besarla como no recuerdo haber besado a nadie alguna vez. Tambien fui besado, aumentando la intensidad hasta lo que suponiamos nos amabamos, sin podernos soltar, un beso de leyenda, de los dos o tres que en tu vida puedes dar… pues asi, balbuceando te quieros cuando podiamos coger aire para respirar… No nos amabamos lo pensado, sino mucho mas y alli se produjo esa extraña magia que convierte en una dos almas.

Pasado un considerable tiempo, salpicado de replicas ya de menor cuantificacion… me subio a su coche: “Bueno, donde quieres ir?”, “A la playa – conteste yo- al mar, por favor”.  Hacia alli nos dirigiamos, sin poder mediar palabra, con sonrisas y risas espontaneas, porque la hacia cambiar de marcha con mi mano encima. El trayecto fue corto, estabamos cerca, aparco y hundimos nuestros pies en la calida arena. Yo lo tenia planeado desde la noche anterior en vela, ella se extraño un poco al ver que sin la ropa adecuada me acercaba demasiado al agua. “Vamos, ven!!”, le grite, y dejandose llevar por el momento, camino descalza sobre las huellas que mis pies habian dejado. Me parecio un precioso detalle, pero claro, es que ya eramos uno…

– Voy a escribir tu nombre en la arena, aqui, cerca de las olas, para que te besen cada vez que se acerquen y sientan la envidia de que ya eres mia.

Ayudandome de un palo, fui escribiendo letra por letra, dandonos a la vez cuenta que nuestros nombres comenzaban y acababan igual… No existen casualidades, el destino se revela en las cosas mas insignificantes. “Escribe el tuyo tambien”, me susurro al oido abrazandome con frio por el viento. “Vale”, pero antes le preste mi chaqueta y bajo el suyo dibuje el mio, casi con el mismo numero de letras, casi, pero al verlos, nos sentimos convencidos de que estaban hechos el uno para el otro, por lo que añadi un “FOREVER” y guarde todo en un corazon. Rompimos a llorar con la primera ola, que ya se bebio casi la mitad del dibujo y nos empapo hasta cerca de la cintura.

– Gracias por buscarme durante tanto tiempo – apenas podia su boca inventar palabras por la emocion contenido despues todo lo esperado – gracias por haber creido en mi – proseguia- por haberme amado sin reservas, sin prejuicios, porque siempre que te he necesitado… dios… siempre que te he necesitado… has estado ahi… – las lagrimas invadieron la totalidad de su rostro, a pesar de mi esfuerzo en vano por secarlas – gracias por tu paciencia y fe, por tu amor puro y limpio, por querer cuidar de mi como yo… cuidare de ti, no ahora, sino siempre y en cuantas vidas tengamos…

La marea habia subido, cubriendo nuestros nombres de entre una mezcla de lagrimas de amor y besos compartidos… El agua estaba helada, pero vive Dios que no nos importaba, que nos iba a tragar abrazados… tampoco, que ese momento nada terrenal ni divino lo iba a estropear…

– Mi amor… te amo, desde el primer dia que te cruzaste en mi vida, he sufrido y padecido mucho si, pero estoy convencido y ahora abrazado a quien es toda mi vida…- una sacudida del mar casi nos tumba, generando risas nerviosas en ambos- …que te perdi y me perdi yo mismo y al encontrarte despues fue cuando supe que eramos algo grande, verdad?, la envidia de los grandes amores, de las mas abrasadoras pasiones, se que podriamos caminar por el sol sin quemarnos. He estado mirando en cada rincon de otros corazones con la esperanza de verte y es ahora cuando acaba la busqueda, cuando se cierra el circulo, cuando desde hoy prometo cuidarte… Diosss… te amo, hoy y siempre, pase lo que pase, mientras haya dias… y noches para amarte…

Una vez el agua nos cubria el pecho, volvimos a besarnos como en la terminal, escuchando a un monton de gente gritarnos que saliesemos, que era peligroso, que la marea subiria muy rapido. Pero aquel bullicio de gritos de advertencia, nos parecian vitores, de gente que aclamaba nuestro amor, que habian estado yendo a esa playa todos los dias para ver si nos encontrabamos nosotros dos. La alegria y el jolgorio, todo lo que significa amor en un beso y el mar bautizando la mas bella relacion que recuerdo.

Aqui termino el viaje, en ocasiones, cuando no puede dormir, me pide que se la cuente de nuevo, recordando algun otro detalle y siempre es asi, porque esta historia esta llena de ellos, de la capacidad de amar y amando vivir… Yo la abrazo, se lo cuento y asi duerme, prendida su vida desde aquel dia a mi pecho.

 

REAL LOVE IS FOREVER

JAREMORE (y II)

Antes de nada, si has aterrizado en esta entrada y no lees antes la anterior (JAREMORE) probablemente lo que puedas ver o leer aqui no te servira de nada, ni lo entenderas ni intentes hacerlo. Asi que date un paseo por la anterior y seguro que esta tendra sentido.

Dicho esto, prometi que si llegaba a un numero concreto de comentarios publicaria la foto del momento EXACTO en que ella, guadaña en alto, confirmo su amor gritando JAREMORE. Y como soy hombre de palabra… he aqui dicha foto:

Como veis, no menti, debidamente maquillados, en medio de una plaza repleta de gente (la foto esta tomada desde el escenario de la banda que tocaria por la noche, y a los laterales habia dos gradas montadas abarrotadas).

Las historias de amor comienzan y acaban. Esta comenzo asi, simplemente pense que seria bonito, ademas de recordarlo, mostrarlo porque no es un inicio “habitual”. Aunque si lo pensais… todos son dignos de contar, no por contarlos, sino por vivirlos. Que os quieran tanto como me han querido a mi.

 

FIN

 

JAREMORE

He escrito tantas veces el final de esta historia que, por no querer verla nacer, había olvidado a propósito escribir el inicio. Tambien el “durante” camina por este blog, lleno de fantasia y amor del que ya no se destila en los corazones de hoy. Puede que te resulte, a primera vista, un aglomerado de palabras empapándose de nostalgia… decide tu si te atreves a llegar al final de este principio jamás contado, pero que marco un antes y un después en la vida de este cuervo que te aprecia.

Cogeme la mano, que no soy capaz de viajar a aquellos días sin compañía… gracias…

En mis dulces veranos de juventud, he de reconocerlo, buscaba ansiosamente conocer un nuevo sabor, porque dicen que los besos saben igual, pero se que, según quien te lo de, pueden amargarte o hacerte suyo para siempre. En esta historia no hay beso, se quedaron ocultos en otros rincones*, pero no por ello deja de tener la magia habitual y un halo de eternidad que la hace digna de compartirla.

La conoci desde que nació. La vi ser una niña con coletas comiendo helado a la puerta de su casa y también como el paso del tiempo modelaba con exquisito tino un cuerpo que prometia ser de mujer de bandera. Y no me equivoque cuando lo predije. Hoy es hermosa, os aseguro que ha roto mas de un cuello que se ha girado al cruzarse con ella. A mi me rompió algo mas valioso, pero esa es otra historia.

Es un pueblo muy pequeño y perdido en el mapa. Durante décadas ni aparecia su nombre. Pero para nosotros era el mejor lugar del mundo. Juegos, bicicletas, gente, el despertar de la adolescencia, los grupitos de ellos y ellas que se conocen… las largas madrugadas hablando tumbados mirando el cielo mas estrellado y hermoso que haya visto jamás. Como era costumbre, había fiestas patronales, unas en julio y otras en septiembre. Esto ocurrió en las de septiembre, tras un timido intento en julio… pasamos agosto siendo parte del mismo grupo, donde ella era la que todos querían tener a su lado y yo el chico malo vestido de negro que improvisaba poemas en medio minuto y tocaba en la guitarra las viejas canciones de la época.

En septiembre se organizaba un concurso de disfraces que, puede parecer una bobada, pero aglutinaba a gente de todas partes y de todas partes venían a concursar, pues no era mal premio las cien mil pesetas para los primeros. Lo malo era tratar de ganar a los sobrinos del alcalde, que llevaban ganando varios años seguidos. Todo quedaba en casa pues. Para romper esa hegemonía decidimos urdir algo infalible. Seria asi: aparece en medio de la plaza una persona, a la cual, otra guadaña en mano daba muerte. Aparecerian por lados opuestos, el cielo (con todos los moradores del mismo) y el infierno (con satan y una troupe de demonios) peleando por el alma del desgraciado que yacia muerto. Al final, fin de la batalla, fuegos artificiales y los angeles que ganan la partida a los habitantes del averno. Todos maquillados y vestidos con tanta generosidad y realismo que seria imposible arrebatarnos el sueño de ganar.

Pues aquí el menda era el alma que abria la función y ella, la muerte que sesgaba mi vida con su guadaña resplandeciente. Ni yo lo pude planear mejor. Y metafóricamente, fue un anticipo de lo que el destino nos tenia guardado a ambos. No existen la casualidades.


Imaginad. Mas de treinta personas, yendo de un lado para otro, caos, gritos, angeles y demonios (tendría que haber escrito yo ese libro) por todas partes…

Manuuuuuuuuuu!! Empieza a maquillar a gente que no damos abasto!!!!!
Ok, ok… yo ya me había maquillado, con los rasgos del cuervo en mi cara (como no), asi que no tuve mas remedio que sentarme y maquillar las caras de aquellos que se acercaban… “soy angel”, pues de angel; “soy demonio”, pues de demonio… ; “soy la muerte”… ay, ay…
– Tu? Pero no iba a ser…?
– Iba a ser, pero le da corte, me maquillas o que?
– Claro, eh… vas a ser la muerte mas bonita que se haya visto jamás.
Esto en realidad no lo dije, pero se me pasaron por la mente esa y mil frases de distinto tono. Dios… sabia que en algún lugar de mi alma estaba enamorado de ella, pero lo negaba a base de ignorarla o de camelar a otras con la guitarra. Y de pronto, en medio de aquel caos… se me pone delante, con una coleta que dejaba su rostro pleno y limpio, cerrando los ojos, con aquellos labios… tan desprevenidos… Vaya, pues la quiero, menuda papeleta esta…
Comence con la crema hidratante, pasándola por sus mejillas, por los costados de su cara, por su frente, sus ojos, su barbilla… alrededor de la boca…
– Te tiembla la mano…
– Llevo maquillando a mucha gente…
– Seguro que es eso?
– Pues claro – dije – que otra cosa podría ser?
– No, nada, nada, sigue, pero… mas despacito, que lo haces muy bien…
Las mujeres siempre tienen la frase exacta para desarmarte cuando les plazca. Puse una base blanca, para que pareciese mortecina y lo disfrute tanto, que de repente no había nadie corriendo, ni gritando… o se habían ido o la magia acababa de comenzar

. Suavemente recorri su rostro con mis manos, dibujando corazones que ella no podía ver, paseando mi mirada por toda su cara, aprendiendomela de memoria. La conoci desde que nació y nunca la había visto como la estaba viendo en ese momento. Pero paso algo, súbitamente abrió los ojos y me vio con la cara de panfilo que seguramente tenia… y no podía quitar..

– Que miras?
– A ti… te molesta?
– No…
Y nos miramos durante minutos, sin concedernos el derecho a besarnos, acercándonos pero sin que ninguno se atreviese a recorrer el resto de la distancia que nos separaba…


– Di “Jaremore” – le propuse
– El que?
– Jaremore, como Chiquito de la Calzada…
– Jaremore
– Pero no ahora, cuando estemos ahí fuera, cuando me claves la guadaña, delante de todo el pueblo, justo ahí, dime Jaremore…
– Por que?
– Porque veo algo en tus ojos que me es familiar y quisiera que lo fuera mas… Si me lo dices… lo sabre de tus labios…
– Y si no lo digo?
– No pasara nada, amigos como hasta hoy…
– Vale, termina.
Y termine. Por que jaremore? Y yo que se!!! Tiene el amor sentido lógico?? Fue lo primero que me vino a la cabeza y la unica manera de lanzarle el reto y saberlo…

 Esto hizo que mis pulsaciones según se acercaba el concurso batieran records… mi corazón latia tan fuerte que solo a base de alcohol podía soportar tanta tensión. Un primo mio, que hacia de Jesucristo (y lo clavaba) se dio cuenta…
– Manu, espera a ganar para pillarte el pedo…
– Ya… es que es posible que ya haya ganado y no lo sepa…
– Como? (bueno, realmente dijo “Comorrrllll??”)
– Cosas mias primo… venga, ya paro que nos toca…
– Manu… que miedo me das…
El alcalde, micrófono en mano, nos anuncio… y comenzó la pequeña escenificación que habíamos preparado, pero había un problema, el primero en salir era yo y mis pies se habían clavado al suelo…
– Manu, sal, te tocaaaaaaaa!!! – esto era lo único que oia, dee diferentes voces, y en diferentes tonos…
El sudor frio recorría todo mi cuerpo… señor… solo recordarlo me me eriza la piel… Finalmente alla fui

.
Entre en la plaza, al ir maquillado y con una gabardina que me llegaba a los tobillos, nadie del publico supo quien era… tenia que dar una vuelta para dejar pasar la música (que la había) antes de regresar al centro de la plaza donde el foco marcaba el lugar… Por el rabillo del ojo, según me acercaba al centro, vi salir la figura de la muerte, guadaña en alto, pude escuchar el rumor de la gente, que era como un taladro un sábado por la mañana. Me di la vuelta, abri los brazos, cerre los ojos y aquella figura oscura que había salido veloz del publico me golpeo el pecho con una guadaña de plástico…
– JAREMOREEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!! – grito y no se si alguien la escucho, pero al hacerme el muerto en medio de aquel lugar, mientras los demás comenzaban su papel… yo lloraba por primera vez por este amor. Se podía estar mas limpio, mas comodo… pero no mas feliz.
Ganamos. Por primera vez en años. Cien mil pesetas, sesión de fotos y todos a la ducha.

A eso de las dos de la madrugada, me encontraba solo en una de las mesas de un bar. El baile estaba en su pleno apogeo, la gente disfrutando y yo contando los segundos por volver a verla. Casi sin darme cuenta se sento a mi lado… pidió un Gin tonic con mucho hielo y aun con el pelo mojado me miro sonriendo de oreja a oreja. Eso hizo que yo sonriera también, le di un sorbo a mi cubata y la mire…
– Me lo has hecho pasar fatal – dije
– Lo fácil no se valora Manu…
– Ya, eso decis todas, pero esta vez casi me meo encima…
– Jajajajaja… y que? Que pasa ahora?
– De entrada… brindemos…
– JAREMORE!!! – dijimos a la par entre carcajadas… bebimos cruzando los brazos…
– En serio Manu… y ahora que?
– Bueno, primero… que te quiero y segundo… que si quieres bailar…
Me cogió de la mano y fuimos al centro del baile donde nos hicieron el típico hueco que se les hace a los enamorados… entre aplausos de los demás… a las dos de la madrugada, dio inicio la historia de las historias grabadas en mi alma de juglar. Me susurro un “yo también te quiero” al oído y pasamos el resto de la noche o abrazados o de la mano cogidos. Pero nadie se atrevió a besar.


Cuando amaneció y yo sujetaba mi ultima copa… cuando algunos aun aguantaban bailando sin música… joder… grite “JAREMOREEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!” y llorando de felicidad me perdi en el camino a mi casa, pensando… esto algún dia lo tendre que contar.

*para saber mas del durante y el final… os recomiendo navegar por mi blog, siempre que queráis, en las siguientes entradas:
– NI LOS DESPOJOS DE PIEL (historia real)
– QUE TIENES CUERVO?
– VEN…
– TE HE VISTO
– ALWAYS WITH ME…
– PERO SOBRE TODO:” DORMIR ACARICIADO” Y “UN CUENTO, UN SUEÑO”.

MANUTHECROW

 

 

NO PUEDO ESTAR MÁS SOLO

Publico hoy un texto que en su día, levantó algo de polvo porque, como en las mejores familias, parecía que era un reflejo de lo que sentía. Pero no. No siempre el autor es la obra, ni viceversa. Sólo moldea las palabras para dároslas y que entren en vuestras vidas para quedarse posadas en vuestro ánimo.

Sí, es verdad que a día de hoy me encuentro lejos, donde no hay cobertura de móviles ni adsl… donde para comprar leche hay que hacerse 10 kilómetros… Es un lujo que le doy a mi cuerpo y mi alma una vez al año, como es un lujo que sigan existiendo lugares así, donde la chimenea es una televisión con un mismo canal, el sofá… la platea de un teatro y la soledad mi compañera. No lo niego, a veces deseo que estés aquí.
A mi vuelta os contestaré, de nuevo, embuido en el día a día habitual.


Más que nunca, desde el otro lado de la lluvia, saludos bajo un manto inigualable de millones de estrellas.


NO PUEDO ESTAR MÁS SOLO


¿Para qué levantar la mirada

si dormida quiere estar?

¿A qué viene esa sonrisa forzada?

¿A qué la vida celebrar?

Image and video hosting by TinyPic

¿Para qué engañarte con nada?

¿Para qué nada contemplar?

Tristeza, soledad y agonía…

cada mañana,vuelta a empezar…

Image and video hosting by TinyPic

Me cuentan que me aman

que me sueñan en vida,

que mi recuerdo les conforta

que mi vida les sonroja…

Image and video hosting by TinyPic

Dormir en un mundo sin tiempo,

¿me dejas un último aliento?

nada de tus manos me alcanza,

sólo quiero descansar.

Manuthecrow


A %d blogueros les gusta esto: